Anatomía de la Rodilla
La Rodilla

La rodilla es una de las articulaciones más complejas del cuerpo humano y una de las que más lesiones sufre debido al gran peso que soporta.

Los huesos que forman la rodilla son:
- Fémur: en su extremo superior presenta dos protuberancias denominadas cóndilos.
- Tibia: se compone de cavidades glenoideas que albergan los cóndilos femorales. Entre sus cavidades se encuentran las espinas tibiales en las que se insertan los ligamentos cruzados y, en su parte inferior, el tendón rotuliano.
- Rótula: Hueso corto que se encuentra en el interior de la rodilla de aspecto plano, redondeado y esponjoso.

Los meniscos de la rodilla

Así mismo en la rodilla encontramos los meniscos, que son discos fibrocartilaginosos sin terminaciones nerviosas, por lo que al lesionarse se produce molestia pero en ningún caso dolor.

Los ligamentos de la rodilla

El ligamento cruzado anterior de la rodilla es uno de los estabilizadores más importantes de la rodilla siendo uno de los más lesionados en actividades deportivas que requieren de giros.

Los comentarios están cerrados.